COMUNIDAD UNIVERSITARIA SE UNIÓ AL DÉCIMO PRIMER BANQUETE SOLIDARIO

Como es habitual cada año, la Congregación de Hermanas Franciscanas de María Inmaculada celebró el Décimo Primer Banquete de la Solidaridad para ayudar a la población más necesitada de Pasto y sus alrededores como son: adultos mayores, niños desprotegidos, habitantes de calle y madres cabeza de hogar.

 

Como lo aseguró la Superiora Provincial de la Provincia Nuestra Señora de la Merced, Hna., Carmen Isabel Valencia, el objetivo del banquete es contribuir a minimizar la miseria y la desprotección que viven muchos habitantes de Pasto y otras poblaciones ofreciéndoles la ayuda necesaria a través de la Obra Social Madre Caridad en comunión con la comunidad. “Nuestro deber es llevar el Evangelio a todas las personas y a través de la Evangelización queremos aportar solidariamente para que nuestros hermanos que nos necesitan puedan llegar a calmar su sed y hambre, como lo anuncia Jesucristo”.

La Universidad Mariana en cumplimiento de su misión y visión se unió a esta gran actividad que busca agradecer y fortalecer la obra Madre Caridad. Al respecto, la Vicerrectora Administrativa y Financiera María del Socorro Paredes Caguasango, manifestó que parte de la filosofía de la Universidad es la solidaridad como un ejemplo de vida, y por esta razón, la comunidad universitaria celebra este banquete. “Hay hermanos que pasan hambre y tienen sed, y lo que hace la Congregación Franciscana es calmar parte de esas necesidades que tiene el ser humano. Por eso, a través de esta acción se sensibiliza a cada integrante de la Alma Mater para que aporte con un granito de arena y apacigüe esa necesidad que Jesús a través del Evangelio nos enseñó”.

La Congregación extiende la invitación a la comunidad en general a apoyar estas iniciativas sociales que benefician a las poblaciones más vulnerables. “Los interesados en aportar solidariamente con vestuario o alimentos pueden acudir a la Obra Madre Caridad en el Santuario Eucarístico Maridíaz, que actualmente beneficia entre 50 y 70 personas quienes diariamente acuden al lugar”, así convidó la Hna., María Pastora Rosero, f.m.i.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter