FIESTA EN HONOR A LA BEATA MADRE CARIDAD BRADER

Este 27 de febrero, se celebra la fiesta de la pascua eterna de Beata Madre Caridad Brader. Se recuerda con amor y caridad su vida y obra, y también el legado de haber dejado a la fraternidad de Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, a la humanidad y en especial a la ciudad de Pasto, la práctica de valores evangélicos como la pobreza, la fraternidad, la solidaridad, el trabajo, el liderazgo y la entrega generosa según el espíritu de San Francisco.

 

En memoria de la Madre Caridad, la Universidad Mariana participará a las 8:00 de la mañana en una eucaristía presidida por el Padre Arturo Apráez, director de Pastoral Social. En esta ceremonía especial se recuerda la vida de la Madre Caridad como misionera y educadora de la fe y del amor. Su ejemplo es un fiel experimentó de sentirse auténticamente pobre, de colocarse al nivel de la gente que logró atender, cuidar ayudar, socorrer, instruir y evangelizar.

Es importante destacar que un 27 de febrero de 1943, sin que se sospechara que era el último día de su vida, dijo a una enfermera: «Jesús, ...Me muero». Fueron las últimas palabras con las que entregó su alma al Señor y desde esa fecha, esta celebración se convierte en una experiencia de oración y espiritualidad.

Para la universidad Mariana, es una manera de celebrar su obra y de acontecer de manera larga su apostolado educativo, su sentido misionero y su amor por la juventud. Después de su muerte, su tumba que está ubicada en el Santuario Eucarístico de Maridíaz ha sido una constante de devotos que la invocan en sus necesidades.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter